Chile
Borrar

SANTILLANA utiliza cookies propias y de terceros para la analítica y mejorar la navegación.

Al continuar con la navegación aceptas nuestra

política de cookies.

BRAND/INNOVACIÓN

KiVa: Colegios comenzaron proceso de certificación de método finlandés antibullying
Durante los meses de abril y mayo, los colegios que decidieron adoptar la metodología KiVa como proceso de prevención del bullying comenzaron un período de capacitaciones para implementar el programa.

Chile

/ 11 de junio 2018

Durante los meses de abril y mayo los colegios que decidieron adoptar la metodología KiVa como proceso de prevención del bullying comenzaron un período de capacitaciones para implementar el programa.

Un estudio del Instituto Nacional de la Juventud del año 2017 reveló que el 61 % de los jóvenes chilenos han sido víctima de acoso escolar en sus colegios. El análisis concluyó también que el 84 % de los jóvenes ha sido testigo de bullying en su lugar de estudio y que el 83 % opina que una persona le hace bullying a otra con el fin de sentirse superior.

Finlandia, que contaba con una realidad muy similar hasta el año 2007, se propuso erradicar esta situación, por lo que implementó el programa contra el acoso escolar KiVa, lo que redujo en más del 50 % los casos de bullying al primer año de su puesta en práctica.

KiVa, de sus siglas en finés (Kuisaamista Vastaan: en contra del bullying), nació en la Universidad de Turku y se enfoca a estudiantes de entre 1° y 6° básico. Este programa llegó a Chile de la mano de la misma casa de estudios finlandesa en alianza con Santillana.

“Los colegios que iniciaron este mes su proceso de certificación KiVa están participando de un plan de capacitación, además de recibir material para profesores y estudiantes, como manuales del docente, acceso para juegos online, encuestas para estudiantes, pósteres, chalecos y la guía para apoderados. KiVa es un programa de prevención del acoso escolar que promueve valores universales, como el respeto, la igualdad, la aceptación de las diferencias y la responsabilidad compartida. Son los propios niños quienes proponen las soluciones a los problemas relacionados con el acoso físico, indirecto y virtual, con resultados que se empiezan a visualizar entre el tercer y quinto año de ejecución”, señala Alejandro Ipinza, director (por favor, corroborar cargo) del programa KiVa en Santillana Chile.

 
x